Mar

El silencio entre las olas

Hay quien explica el fluir de la mente como un río en el que los pensamientos serían como troncos arrastrados por la corriente, que pasan y acaban desapareciendo.

A mí me ayuda más a entenderlo el ejemplo del oleaje de un mar en calma, rompiendo suavemente en una playa soleada.

El océano es la mente y las olas mis pensamientos. Así como en una tempestad el rugido de las olas lo inunda todo, lo mismo ocurre cuando nuestra mente está llena de aflicción y de angustia:

El Ruido de nuestros  pensamientos no nos deja oír nuestro silencio interior.

Sin embargo, cuando el mar está calmado, en una playa soleada, las olas llegan mansamente a la orilla y entre cada acometida se produce un silencio imponente.

Ese es el silencio que está debajo del barullo agitado de nuestra mente, entre pensamiento y pensamiento y es el que tenemos que aprender a buscar y a encontrar.

¿Qué le ha parecido? Me encantaría conocer su opinión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies