Al jamonero, con todo mi cariño

Jamonero

De la cocina en el ángulo oscuro,
de su dueño jamás olvidado,
silencioso y cubierto de polvo,
veíase el jamonero.

¡Cuánta loncha dormía en su madera
como el guarro duerme en la dehesa,
esperando a esa paletilla
pa poder cortársela!

¡Ay!, pensé; ¡cómo echo de menos
esos tiempos de antes de la crisis,
cuando mi mujé me desía de repente:

“Niño, córtame jamonsito”!

1 comentario en «Al jamonero, con todo mi cariño»

¿Qué le ha parecido? Me encantaría conocer su opinión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: