Díptico Exposición Joselito y Belmonte

Entre el 15 de octubre y el 15 de Diciembre, permanecerá abierta en Sevilla la exposición titulada “Joselito y Belmonte. Una revolución complementaria (1914-1920)”.

 El contenido expositivo está repartido entre el Espacio Santa Clara, sito en la calle Becas, y el Castillo de San Jorge, en la Plaza del Altozano.

La doble ubicación de la exposición -Sevilla y Triana- nos proporciona la primera pista para comprender mejor la idea sugerida en  el título de la misma: “Joselito y Belmonte: una revolución complementaria”.

Porque complementarios fueron ambos personajes; distintos, si, pero partes de un mismo todo, una ciudad y unas circunstancias históricas.
Estas dualidades irreconciliables y al mismo tiempo inseparables, siempre fueron y siguen siendo expresión característica de lo sevillano.

Joselito el Gallo, la Alameda, calle Feria y  Macarena…
Juan Belmonte, Pasmo de Triana, la Cava y el Cachorro…
Fotografía del Rey Alfonso XII con Joselito durante una capea

Con independencia de las diversas controversias que la tauromaquia suscita hoy en día, es indudable el interés histórico de esta exposición. Al fin y al cabo constituye la evocación de un pasado del cual somos herederos, plagado de viejas historias contadas en sepia que apasionaron a nuestros bisabuelos. Es la historia de una sociedad deprimida que trataba de dejar atrás la miseria del mundo rural, buscando las oportunidades que prometía una ciudad por entonces embarcada en la construcción de su gran proyecto: la Exposición Iberoamericana.

A principios del siglo XX, la afición a los toros, constituía un modo de evasión frente a la difícil realidad. La rivalidad entre los grandes diestros generaba disputas enconadas entre sus respectivos aficionados. Joselito y Belmonte eran los Messi y los Ronaldo en aquellos complicados años.

Enardecían a las multitudes y generaban debates irresolubles en tertulias y colmados.

Cuadro representando a Belmonte toreando. Autor: John Fulton.

El propio Joselito promovió la construcción de una nueva plaza de toros en Sevilla, para competir con el predominio maestrante. La Monumental, que así se llamó, fue la plaza de Joselito. Belmonte mandaba en la Maestranza. Y cada uno, jaleado por sus aficiones…

No hemos cambiado tanto, a pesar de todo.
La muerte prematura del menor de los Gallo, en la plaza de toros de Talavera de la Reina, el 16 de mayo de 1920, supuso el final de la que se denominó “Edad de Oro del toreo”.

Montera de Juan BelmonteEn esta exposición, organizada por el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) se muestran objetos curiosos como carteles, monteras, capotes de paseo, el chaleco grana y oro que lució Joselito la jornada de su cogida mortal e incluso la pistola con la que José Belmonte acabó con su vida en el año 1962. También se muestran obras de arte de Zuloaga, Martínez de León, Roberto Domingo o Mariano Benlliure, entre otros.

Del mismo modo, se pueden apreciar objetos cedidos por distintas instituciones como La Real Maestranza de Sevilla, el Museo Militar de Sevilla, así como por las Hermandades de la Macarena, La Esperanza de Triana o El Cachorro.

Por si os apetece visitarla, el horario de apertura de la exposición es de martes a sábado de 10 a 14h y de 17 a 20h y los domingos de 10 a 14h.