Empresas: La Ausencia de Humanismo

Hombre-Vitruvio

LinkedIn es una red de contactos profesionales. Pero a veces olvidamos que por encima de todo, cada uno de esos contactos son personas, seres humanos.  Sin embargo, el Humanismo,  es un concepto inexistente en el mundo de las empresas.

En esa red todo se esconde bajo una espesa capa de lenguaje muchas veces incompresible, lleno de las palabrejas y anglicismos de moda. Sinergias, Resiliencias, Procrastinaciones, Know-Hows, Redimensionamientos, Workflows y otros varios cientos de chorradas.

Dicen que la crisis está remitiendo, que el paro disminuye, que aumentan las contrataciones. Será verdad, pero últimamente es cuando más … Continúe leyendo

Pido una Oportunidad

una-oportunidad

Crisis, ¿qué crisis?: Esta crisis, esta.

La crisis económica que vivimos actualmente -me resisto a referirme a ella en pasado- está dejando tras de sí una larga estela de víctimas de todo tipo.

El altísimo nivel de desempleo que –recordemos- llegó a alcanzar los seis millones de personas, ha provocado que millares de jóvenes (quizá toda una generación) hayan visto cómo sus ilusiones y planes de vida se desbarataban, forzándoles en muchos casos a buscar en la emigración la única salida posible.

una-oportunidad-crisisContinúe leyendo

Cómo escalar posiciones dentro de una gran empresa

01-jefe-altavoz

Hasta hace pocos años estuve trabajando en una empresa del sector de las TIC. Si, no me avergüenzo de reconocerlo. Y lo hice aproximadamente por espacio de unos 15 años, que se dice pronto. Luego, vinieron la crisis económica, la reforma laboral del 2010, mi 43 cumpleaños y, de regalo, un bonito despido por el elegante método del Burofax.

Por si alguien no lo sabe, el acrónimo TIC proviene de “Tecnologías de la Información y la Comunicación”. La tarea principal de este tipo de empresas consiste en proporcionar los recursos necesarios para manejar la información de … Continúe leyendo

Mi compañero

Compañerismo

El otro día bajaba en el ascensor a la salida del trabajo. Conmigo bajaba también un compañero, uno que apenas conozco. Me preguntó cómo me había ido el día. Yo le comenté que había tenido un día de perros, que tenía un problema que no conseguía resolver y que estaba absolutamente bloqueado. El dijo que no me preocupara, que ya vería cómo al día siguiente, con la mente despejada, lo vería más claro y seguro que lo solucionaba.

Pero el día siguiente fue peor que el anterior. No sólo no daba con la solución; además, sufrí … Continúe leyendo